Síguenos en redes sociales

Prensa del Sur – Noticias de último minuto

La historia del sándwich de churrasco

Tendencias

La historia del sándwich de churrasco

Chile es considerado por muchos el paraíso del sándwich: la variedad, la ubicuidad y la importancia del sándwich en la gastronomía es incomparable. Además, Chile es el segundo mayor consumidor mundial de pan, justo después de Alemania, el país del cual -se dice- heredamos nuestro incomparable amor por las cosas que pueden ponerse entre dos rebanadas de buen pan.

Al igual que muchos otros platillos de la gastronomía chilena, se dice que el sándwich de churrasco tiene su origen en Alemania y Suiza, o más específicamente en un matrimonio proveniente de estos países, que para recordar su gastronomía originaria crearon este sándwich integrando ingredientes europeos: el churrasco o bistec cortado en rodajas finas, cocidas a la plancha y servidas con ingredientes clásicos de otros sándwiches chilenos, como el tomate, la palta, la mayo y por supuesto el chucrut, un condimento cuyo inocultable origen alemán desvela una vez más las raíces de los sabores que constituyen un típico sándwich chileno. Esta familia, los Leangle, instalaron un local en el centro de Santiago durante la década de los 30, que posteriormente se convertiría en la emblemática Fuente Suiza, restaurante que creó en 2011 el “Día del churrasco” para celebrar su aniversario, tal como la cadena Dominó celebra el día del completo.

Sin embargo, el churrasco no es el único sándwich en el olimpo del pan chileno. Acompañado por el imprescindible completo, en sus múltiples variedades, el clásico lomito, el chacarero, el Barros Luco o el Barros Jarpa, y las miles de posibles combinaciones que pueden encontrarse a lo largo del territorio nacional, es imposible probarlos todos, aunque intentarlo es la misión que cualquier chileno o turista se ve enfrentado a asumir. Sin duda, el mejor lugar para comenzar con esa misión es un buen sándwich de churrasco, que puede encontrarse en casi cualquier rincón del país; inclusive, cadenas populares como la Fuente Mardoqueo ofrecen churrascos a domicilio, junto con algunas otras opciones del olimpo del sándwich chileno. De este modo, cualquiera de nosotros puede contribuir a las 40 mil toneladas de pan que se consumen cada año en Chile, y a mantener viva la tradición del sándwich.

Ir arriba
CLOSE
CLOSE