All for Joomla All for Webmasters

Prensa del Sur – Noticias de último minuto

Comunas

Le ganó a cesantía con sólo 5 mil pesos

Con su esposo reparten a domicilio pan hecho en un horno de barro.

ANGOL.- Al darse cuenta que la cesantía los estaba afectando a tal punto que sus ingresos no alcanzaban para el arriendo ni los gastos de sus hijos, Katherine Arroyo y su esposo, José Luis Mardones, decidieron jugársela con la venta del pan con chicharrones. Actualmente las ganancias diarias suelen ser de hasta 40 mil pesos y ya se proyectan con un local propio para trabajar.

La idea nació de la necesidad. Fueron 2 meses en los cuales este matrimonio del sector Piedra Blanca, en Angol, vivió en la sombra de la cesantía. Más de 60 días en que el dinero faltó para el arriendo de la casa y las necesidades de sus 3 hijos.

“Nosotros estábamos cesantes hace más de dos meses y teníamos niños y un arriendo que pagar, así que dije ‘algo tenemos que hacer’. De una cosa tan desesperada salió algo tan lindo, que nos entusiasmamos”, dijo Katherine.

SE ATREVIERON

Con un mínimo presupuesto de 5 mil pesos y un quintal de harina, este matrimonio salió a vender lo primero que se les ocurrió y hoy solo piensan en seguir adelante con nuevas ideas.

“Nosotros empezamos con un sueño, de salir adelante, teníamos 5 mil pesos y una vecina nos ayudó con harina, nos regaló un quintal. Yo le dije a mi esposo ‘sabes qué, anda a comprar tocino a la carnicería porque voy a hacer pan con chicarrones’ (…) Publiqué en la Feria de las Pulgas e inmediatamente la gente empezó a comprar y a comprar”, afirmó la mujer.

En este contexto, la joven asegura que a través de Facebook creó una red de comercio y que ahora le compran vecinos en varias poblaciones y condominios de Angol, incluso en instituciones.

MÁS DE 100

El negocio, que comenzó con menos de 35 panes, hoy vende más de 100 por día y a un precio accesible al bolsillo: 3 por $1.000. Los pedidos pueden hacerse llamando al número 954557293.

“Nosotros hacemos el pan sin máquinas, manualmente y los cocemos en un horno de barro, cuyo proceso es más lento, pero su sabor es mejor. El pan lo vamos a repartir a domicilio”, sostuvo.

LA META

En su relato, la angolina contó que ahora solamente tienen un sueño en mente, que es construir un negocio que pueda generar empleo.

“Queremos llegar a formar nuestro propio negocio y abarcar a más gente, porque no podemos cumplir con todos los pedidos; es más la demanda de la que podemos a hacer. Ojalá podamos arrendar un local y contratar gente, porque nosotros sabemos lo que es estar cesante”, manifestó, agregando que el que quiere puede.

AGRADECIÓ

Finalmente, la vecina aprovechó la instancia y agradeció a “don Pedro” y su señora. Ellos arriendan a este matrimonio una casa que está al interior de su sitio, en el sector Piedra Blanca. “Don Pedro y su señora nos han ayudado mucho. Primero con la harina y después nos facilitaron el horno de barro (…) Estamos muy agradecidos de ellos porque en los momentos más difíciles fueron los únicos que estuvieron”, sentenció.

 

Trabaja desde la comodidad de tu casa: llama al número 992361216 y comienza a generar tus ingresos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LO MÁS LEÍDO

ARRIBA
CLOSE
Ir al sitio