Síguenos en redes sociales

“Maricón, me dijiste que me iba a salvar”: Pollo Valdivia habló de su último encuentro con Javiera Suárez

Espectáculos y TV

LA INFORMACIÓN ES DE GLAMORAMA

“Maricón, me dijiste que me iba a salvar”: Pollo Valdivia habló de su último encuentro con Javiera Suárez

El viernes, en Podemos Hablar, Juan Carlos “Pollo” Valdivia reveló detalles de su último encuentro con Javiera Suárez antes de su muerte en junio del año pasado.

Valdivia, quien compartió en varios de sus programas con Javiera, y forjó una estrecha amistad con ella, afirmó en el estelar de Chilevisión que, un día antes de su deceso, la periodista lo contactó para entregarle un mensaje en la clínica donde estaba internada. Esto fue lo contó el animador:

Juan Carlos “Pollo” Valdivia: “De las pérdidas fuertes del último tiempo, que me remecieron ahrto, fue la Javiera Suárez. Era una compañera de trabajo entrañable. Trabajó aquí, en muchos equipos de trabajo. Era muy querida. Dio una pelea enorme contra el cáncer. La queríamos mucho. La conocíamos íntimamente. Fuimos parte de su proceso, de su matrimonio, su milagro.

“Entonces, recordarla a ella es una pena y un dolor. Y eso es una gran pérdida en este tiempo, como lo fue en su tiempo la partida de (Felipe) Camiroaga. Son pérdidas que son públicas, pero que tienen un lazo con uno que, y al hacerse público, en las dos se hace más complejo. Y más que anda, el remezón que te provoca cuando esas pérdidas se producen, es sentirte vulnerable, que en cualquier minuto te despachan. O sea, si se murió Camiroaga, se puede morir cualquier en cualquier minuto.

“Y lo de la Javiera tiene que ver con algo distinto. Una enfermedad canalla, macabra. Y ella lo tenía todo. A su hombre, el amor de su vida, un hijo. Y así y todo se tuve que ir. Se murió. Y yo tuve un encuentro con ella antes de partir. Yo no la quería ir a ver porque me pone mal el tema. Me deprime mucho. No tengo la fortaleza ni la inteligencia emocional suficiente para enfrentar esas situaciones.

“Yo no quería ir a la clínica. Temía mucho en verla en esa situación. Y fue su marido, Cristián Arriagada, quien le dijo a mi mujer, quje le dijo ‘dile al ‘Pollo’ que venga, porque no hay mucho más tiempo’. Llegamos, fuimos con Pablo Zúñiga, la noche anterior que ella falleciera, porque murió en la mañana. Y me tomo la libertad de contarlo, porque me dejó una huella enorme, no solo de perseverancia, sino de consecuencia.

“Y cuando nos vemos, ella me dice una cosa muy fuerte, muy íntima entre nosotros, porque yo le había dicho, cuando le detectaron el cáncer, que la iba a lucha y a ganar la pelea. ‘Vamos con esto, que se puede. Tú no te vas a morir. Esto es una sentencia’. Entonces, a penas me ve entrar a la pieza, me dice ‘maricón, me dijiste que me iba a salvar’. Y hasta el día de hoy eso me quedó fuerte porque, claro, uno no puede estar diciendo algo que es una señal de optimismo, de darle fe y confianza, ‘vamos, que se puede’, porque, en el fondo, estai diciendo algo que no puedes cumplir tú.

“Fue esa pérdida un remezón fuerte, y para mucha gente también, en término de lo que significa para uno pensar que somos tan livianos, tan fáciles de evaporarnos. Pero dejó huella, dejó huella en su familia y en mucha gente que la siguió por las redes y en los medios de prensa. Pero eso es un dolor último potente que he sentido y que creo que ha significado un duelo para todos también. Una persona que cree tenerlo todo y se le acaba la vida”.

Leer noticia
Te puede interesar
También puedes leer...
Te puede interesar

Lo más visto

ARRIBA
SALTAR
SALTAR