All for Joomla All for Webmasters

Prensa del Sur – Noticias de último minuto

Comunas

Pasó del consumo de drogas a dirigir centro de rehabilitación

El fundador de Vida Nueva, Cristian Ramírez, sueña con restaurar vidas en Angol.

ANGOL.- Hace algunas semanas y de forma anónima ha estado funcionando en Angol la casa de acogida “Vida Nueva”, cuyo principal objetivo es ayudar y tratar a las personas que tienen problemas con las drogas y el alcohol, iniciativa que dirige y representa Cristian Ramírez Soto, un ex adicto rehabilitado que contó su historia.

TOCÓ FONDO

Quien alguna vez fue conocido como un preparador físico en esta comuna lamentablemente cayó en las adicciones, lo cual le trajo una serie de problemas. El mismo reconoce que su historia con las drogas partió cuando tenía 23 años, una parte de su vida que quiso contar.

“Yo tuve que tocar fondo, pasé muchas experiencias personales, me tocó vivir en la cárcel producto del consumo de drogas, entonces entiendo perfectamente lo que están viviendo estas personas. Fue un proceso bastante duro para mí, para mi familia, en el cual tú pierdes prácticamente todo… pierdes tus trabajos, tus relaciones…un montón de cosas. Aquí en Angol me dedicaba al área del gimnasio y tuve que dejarlo para poder enfrentar esta situación”, señala.

VIDA NUEVA

Cristian logró superar los traumas de la drogadicción para convertirse hoy en el director de una organización que pretende sacar a los jóvenes y adultos de la adicción que los consume. Con esfuerzo creó el centro de acogida “Vida Nueva”, emplazado en la calle Rancagua, a escasos metros del Colegio Aragón y, en este contexto, llama a la población que sufre adicciones a que pueda enfrentar sus problemas para superarlos.

“A la gente que realmente está pasando esta situación de consumo de drogas, primero los invito a que no se avergüencen del tema sino que puedan darse cuenta que esto tiene una salida y que hay que enfrentarlo y reconocerlo. A veces es difícil, porque las personas que consumen son miradas poco menos como escorias para la sociedad, pero para nosotros no, aquí sí creemos en el cambio y que podrán salir adelante”, dijo Cristian Ramírez.

En ese sentido, explicó que la modalidad de trabajo de Vida Nueva es residencial y que cuentan con una capacidad para albergar a 16 personas, trabajando en el mismo una psicoeducadora, una psicóloga y también la iglesia, en la parte espiritual; mientras que Cristian se encarga de la parte física.

En cuanto al financiamiento del centro de rehabilitación, aseguró que es posible gracias a la venta de bolsas de basura, que tienen un valor de 1.000 pesos y que son comercializadas en la ciudad de Angol y en Los Ángeles, no obstante a ello, dejó abierta la posibilidad de recibir aportes de instituciones y las autoridades locales.

EN ANGOL

Analizar el problema de las drogas que afecta nuestra comuna, a juicio de Cristian, es complejo porque que ha tenido un notable aumento. “Si bien es cierto muchos tiran la talla o se ríen de este tema, pero los índices de alcoholismo y drogadicción han ido en aumento, es algo que se sabe y principalmente en el consumo de pastabase y es algo grave”, dice.

Hasta ahora no se ha sabido de algún organismo autónomo y de modalidad residencial que preste ayuda a personas que consuman sustancias ilícitas en Angol. Vida Nueva, a través de su director, invitó a todas las personas que requieran ayuda a que se comuniquen con este centro de rehabilitación, llamando al número 986164342.

 

Trabaja desde la comodidad de tu casa: llama al número 992361216 y comienza a generar tus ingresos.

LO MÁS LEÍDO

ARRIBA
CLOSE
Ir al sitio