Síguenos en redes sociales

¿Por qué está aumentando el sida en Chile?

Tendencias

¿Por qué está aumentando el sida en Chile?

La pérdida del miedo al contagio, considerarla como una enfermedad crónica más y la falta de métodos de prevención lo pueden explicar. Este grupo etario concentra el 42% de los nuevos casos detectados en 2015

“Murió paciente del cáncer gay chileno” y “Murió paciente de la enfermedad rara”. Estos fueron algunos de los titulares que aparecieron en la prensa el jueves 23 de agosto de 1984, luego que falleciera Edmundo Rodríguez (38), un profesor homosexual, oriundo de Maipú. Este fue el primer caso de VIH/Sida en nuestro país y fue notificado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

A casi 33 años desde ese hecho han habido muchos cambios respecto a la mirada que se tiene del virus. Hoy ya no es tomada como una infección propia de los gay y además tiene tratamientos que la mantienen como una condición crónica.

Según el último informe mundial de Onusida, entre 2010 y el 2016 en Chile los nuevos contagiados crecieron en un 34%, la cifra más alta en Latinoamérica. En el grupo etario donde ha habido un mayor crecimiento fue aquel que se encuentra entre los 20 y 29 años. En 2012, 1.361 jóvenes de este rango aparecían entre los recientes infectados, de un total de 3.389 personas confirmadas por el Instituto de Salud Pública (ISP). En 2013 el número llegó a 1.624 jóvenes de 4.404 contagiados, en 2014 subió a 1.663 de 4.065. Y el 2015 alcanzó los 1.824 de 4.291, o sea, concentran el 42% de los nuevos casos detectados en 2015.

Pero, ¿por qué esta cifra aumenta sobre todo en menores de 30 años? Para María Elena Ceballos, infectóloga de la Red de Salud UC CHRISTUS existen múltiples motivos.

El primero de ellos apunta a la pérdida de conciencia que se tiene sobre la enfermedad (Sida). “Los jóvenes ven a pares o cercanos contagiados que conviven con el VIH sin mayores inconvenientes. El problema es que se está perdiendo el miedo frente a la patología”, señala Ceballos. Otra de las causas es que no se están utilizando los métodos de protección. “El uso del preservativo es bajo, a pesar de las campañas de distintos Gobiernos que se han enfocado en él. Al parecer, no se contempla en una relación sexual por un tema de sensaciones. Y ¿cómo podemos corroborar que el condón no se usa? Es porque ha habido un alza de otras enfermedades de transmisión sexual, como sífilis y gonorrea. También se ha incrementado el sexo grupal y juegos sexuales donde se experimenta sin precaución”, afirma.

Junto a lo anterior, la especialista aclara que falta fomentar la realización de test de diagnóstico. “Hay muchos otros jóvenes que viven con VIH, pero no lo tienen diagnosticado. Si no diagnosticamos al 100% de los casos, se seguirá con la transmisión. Así el test podría ser una herramienta de prevención. Para fomentar esto el Gobierno debería tener campañas permanentes y no de semanas o un mes”.

Para Víctor Hugo Robles, coordinador de la Fundación Savia que apoya a personas que viven con VIH/SIDA , existe una crisis sanitaria respecto al virus. “Desde el 2015 que no hay campañas de prevención del VIH y hay una que está lista y no sé por qué no se ha dado a conocer. Los jóvenes no sólo tienen sexo sin precaución, también hay una falta de políticas públicas del Estado que eduque. Todo lo que ocurre es preocupante. Además, los grupos de diversidad sexual se han enfocado a temas como la unión civil y la identidad de género y está bien, pero eso ha ido en desmedro del uso del condón”, dice Robles, quien desde junio de 1994 vive con el virus.

Agrega que por estos días le están pidiendo a los candidatos presidenciales que incorporen este tema en sus hojas de ruta. Por su parte, Luis Bustamante, presidente de la ONG Redes de Orientación en Salud Social (R.E.O.S.S.), indica que aparte de la ausencia de campañas, también faltan más lugares que se dediquen a realizar el test para detectar la infección.

Razones:

Pérdida del miedo

  • Especialistas indican que a diferencia de lo que ocurría en la década de los ochenta y noventa, los jóvenes le han perdido el miedo a la infección.

No hay uso de condón

  • Al parecer, por un tema de sensación, hay jóvenes que han dejado de utilizar el preservativo.

Falta de campañas

  • Según Fundación Savia, hace dos años que no se hace una campaña de prevención del VIH. A esto se suma que se hacen en periodos acotados.

Pocos test

  • Se estima que en Chile solo el 60% de los contagiados de VIH lo saben. El otro porcentaje no se ha sometido al test.
ARRIBA
SALTAR
SALTAR