All for Joomla All for Webmasters
Comunas

Angol: Reinserción laboral tiene feliz a Marcelino

De lunes a viernes el vecino desempeña funciones en el Servicio de Neuropsiquiatría Infantil, situado a un costado del terminal BíoBío.

ANGOL.- Un claro ejemplo de inclusión es José Marcelino Provoste Bustamante, de 5 0 años. Este vecino es ampliamente conocido en Angol y hace un año trabaja como estafeta para el Servicio de Neuropsiquiatría Infantil del hospital, lo que ha significado un gran avance en su tratamiento y un motivo de felicidad para él.

CONTENTO

“Yo antes lo pasé muy mal, dormí en la calle invierno y verano durante 6 años”, indicó el protagonista de esta historia, resumiendo así los duros momentos que afrontó en esta ciudad.

Pero hoy el panorama es muy distinto. Marcelino, como se le conoce, ha logrado estabilidad. Tiene su casa, recibe un tratamiento y pertenece al programa de empleos protegidos del hospital de Angol, realizando, entre sus funciones, traslados de documentos dentro de la misma institución.

“Estoy contento con mi trabajo, el trato es muy bueno y estoy feliz con todas las personas con las que comparto. Ahora tengo el tiempo ocupado, no como para andar pensando; de lunes a viernes trabajo en psiquiatría infantil, después me voy a mi casa, ceno, veo tele, hago aseo y me acuesto; y los fines de semana estoy en el hogar protegido. Ahora tomo mis remedios al día y la verdad es que me siento bien, con mi trabajo, con mi casa, con todo (…)”, comentó.

UN APORTE

La psiquiatra Vania Cuevas, jefa del servicio en que trabaja el vecino, explicó que los empleos protegidos son parte del tratamiento en pacientes con patologías de salud mental y que tienen el objetivo de reinsertarlos laboralmente.

En ese sentido, reveló el gran avance que ha significado este empleo para Marcelino, refiriéndose además al aporte que ha sido él para la unidad que lidera.

“Marcelino está en esta modalidad de empleo protegido desde psiquiatría adulto. Ingresó a nuestra unidad hace aproximadamente un año para apoyarnos como estafeta y la verdad es que ha sido un aporte dentro de sus funciones (…) Él aprende muy rápido, es amable, tiene buen trato con los pacientes y funcionarios. Además es muy querido en la comunidad, tanto hospitalaria como de Angol, lo que ha ayudado que se vaya adaptando en su trabajo”, dijo.

EL SUEÑO

En la misma línea, la doctora reveló las aspiraciones que tienen en el Servicio de Psiquiatría Infantil para Marcelino, lo cual podría concretarse una vez esté construido el nuevo hospital.

“Para nosotros es un sueño que una vez que el hospital se cambie a sus nuevas dependencias y tenga todos estos nuevos empleos, Marcelino pueda tener uno formal en nuestro servicio. Ese es nuestro gran sueño”, manifestó.

Actualmente en el hospital son varios los pacientes con patologías mentales que desempeñan labores en el recinto, ya sea de jardineros, auxiliares de pasillo, estafetas, etc.

 

Trabaja desde tu casa en Chile: llama al número 992361216 y comienza a generar tus ingresos.

LO MÁS LEÍDO

ARRIBA
CLOSE
Ir al sitio