All for Joomla All for Webmasters
Crónica

Vertedero colapsó: la esperanza del Relleno

Como una vía de solución se compró un terreno para albergar más basura, el cual recibe más de 40 toneladas diarias.

ANGOL.- Durante los últimos días se ha generado un intenso debate en torno a la crítica situación que viven los vertederos de la región, escenario que no es lejano para Angol, porque el destinado para los residuos está colapsado, pudiendo funcionar sólo al ser ampliado en media hectárea. Autoridades aseguran que relleno sanitario que se construirá será la solución definitiva en un mediano plazo.

COLAPSADO

El alcalde de la comuna, Enrique Neira, dijo que el recinto recibe cerca de 4 toneladas diarias de basura y confirmó que está colapsado, indicando que sigue funcionando porque la empresa que está a cargo compró un terreno para ampliar la capacidad.

“La verdad es que el vertedero ha estado funcionando gracias a la mantención que le ha hecho la empresa Servimar, que compró otro espacio al lado -de media hectárea- para poder agrandarnos hacia el sector de Deuco, cerrando el antiguo vertedero y haciendo algunas obras para mantener el nuevo en funcionamiento hasta que podamos tener el relleno sanitario”, indicó el jefe comunal.

TARJETA NARANJA

El alcalde Neira catalogó como preocupante la situación, pues en la última visita que realizó la seremi de Salud y Medioambiente al recinto en cuestión fue evaluado con “tarjeta naranja”, una antes de la roja, evidenciando que el recinto está en un estado crítico.

En este contexto, el encargado de Medioambiente de la Municipalidad, Gabriel Artigas, manifestó que el vertedero tiene “resolución ambiental aprobada hasta el último día hábil del 2017”, agregando que aún tiene capacidad, según el Servicio de Evaluación Ambiental, pero que los residuos han aumentado en Angol, principalmente, por un tema de consumo y porque la densidad demográfica ha crecido en la comuna.

“Los residuos han aumentado por la ampliación de límites en la comuna, con la construcción de nuevas viviendas, lo que obviamente lleva a una carga, que a un per cápita de 1 kilo a 1,5 kilos que genera un individuo obviamente se ve reflejado en la comuna”, dijo Artigas.

RELLENO SANITARIO

Por otra parte, el alcalde Enrique Neira tiene la esperanza de que el relleno sanitario entre a funcionar a fines de 2018, dando una solución concreta no solo a la ciudad de Angol, sino que también a Renaico, Collipulli y Ercilla, que integran la Asociación de Municipalidades Malleco Norte, Ammn.

“Ya tenemos el informe del seremi de Salud y estamos a la espera del informe de impacto ambiental que tiene que dar el seremi de Medioambiente y si fuera positivo la empresa constructora estaría en condiciones de comenzar la ejecución del proyecto, que esperamos esté lista a fines del próximo año”.

El sitio de emplazamiento de dicho relleno sanitario es en el fundo Lolenco, ubicado en la ruta 182, que une Angol y Collipulli, específicamente en el límite de estas comunas.

Señalar que el terreno se encuentra inmerso en un terreno forestal, actualmente cubierto por plantación de eucaliptus, cuya superficie abarca 100 hectáreas, de las cuales aproximadamente 35 se utilizarán en el proyecto propiamente tal, que se espera tenga una vida útil de 20 años.

José Cuevas, población Los Copihues.

“El problema del vertedero es que está muy alto, lleno de basura. Lo que más nos afecta es el olor cuando hay harto viento, es un olor insoportable. Estos días llegaban las moscas y con el olor uno se atora, por ejemplo, cuando vamos almorzar no se puede ni comer. Esto para nosotros cuando está con viento es complicado y es todo el día, yo creo debiera hacerse algo para solucionar este problema, vivir con los malos olores nunca es bueno”.

Sara Astete, población Guacolda.

“El gran problema, para empezar, es el mosquerío, después viene el tema de los malos olores que vienen del mismo vertedero. Uno no puede ni abrir las puertas porque entran sus cien moscas a la casa; hay que gastar como 10 mil pesos en raid para comprar tres en la semana. Ya estamos aburridos, tengo que cuidar a dos adultos mayores; a mi papá tengo que sacarlo para el patio para poder fumigarle adentro y poder tenerle limpio. Donde vaya le dirán lo mismo”.

Julio Klapp, esquina José Bunster.

“Este problema es algo que nos afecta a todos acá, el mosquerío, los malos olores que bajan del vertedero, es algo totalmente horrible y a veces no se puede ni respirar ¿y qué va a pasar con el vertedero? Las autoridades en Angol deberían hacer algo porque lamentablemente, nosotros, como Barrio Guacolda, partiendo de Ocalindo hacia arriba, somos el patio trasero de Angol. Se preocupan del centro y de otros sectores ¿pero acá? No pasa nada”.

 

Oferta laboral: Trabaja desde la comodidad de tu casa, llama al número 992361216 y comienza a generar tus ingresos.

LO MÁS LEÍDO

ARRIBA
CLOSE
Ir al sitio